EL NIO QUE ENLOQUECIO DE AMOR PDF

Dice cosas que uno siente. Y es cierto, pasan volando. Me voy a esperar Y es que me da miedo y no me atrevo a ir.

Author:Daigis Malakazahn
Country:Papua New Guinea
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):18 October 2017
Pages:441
PDF File Size:14.41 Mb
ePub File Size:13.18 Mb
ISBN:310-5-22339-137-7
Downloads:51882
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dulkree



Dice cosas que uno siente. Y es cierto, pasan volando. Me voy a esperar Y es que me da miedo y no me atrevo a ir. Y me la paso dando rodeos, hasta que poco a poco me voy acercando, acercando, y con un miedo Me ahogo, me dan ganas de llorar a gritos.

Hoy me fui; tampoco pude soportar. Siempre me pongo triste. Ella estaba muy contenta. Yo, por supuesto, me he quedado mudo. Pero siempre tengo pena Se va uno calmando sin querer y se le pone a uno el pecho muy fresco y, aunque quiera seguir llorando, no puede.

Esos ojos No te despega la vista. Mis hermanos no me quieren. Estoy bien, bien feliz. Me voy a acostar. Les ha dado ahora por golpear, y me asustan.

Es un fastidio. Tanto como espero la hora de acostarme para estar completamente solo, a obscuras, y poder sentir bien esta especie de sed y de felicidad, este ahogo tan dulce, este amor tan grande, y suspirar, y llorar de gusto hundiendo la cara en la almohada Cuando no es un mueble que cruje, se cae un plato en la cocina, o cierran una puerta, o golpean la maldita pared de al lado. Yo se lo voy a decir a ella pronto.

Mis hermanos son de veras muy brutos. Y es tan bonito; los ojos parecen tan vivos, tan alegres, como los de ella, como ella misma, que parece que echara luz de todo el cuerpo. No se me puede quitar la rabia con mi abuela. Es asombroso. Hace tiempo que no me saca. Y es que mi abuela me tiene odio. Yo no tengo humor ni para mi diario. No duermo, ni estudio, ni puedo hacer nada en paz.

Si ni siquiera puedo escribir. Y es que como no duermo, tengo la cabeza abombada y no se me ocurre sino estar triste. Una cosa tan sencilla. Un poquito de nervios, y listo. Y me iba pasando de largo.

No me acuerdo, casi Y yo, sin contestar una palabra. Pero no me pude contener. No quise. Si estuve muy ocurrente. Me vine cuando ya estaba obscureciendo. Eso me lo tiene que jurar Bueno, hoy no necesito escribir nada. Estudio ahora Y es que hay que terminar pronto los estudios para ser hombre Es tan sencillo Lo cierto es que ahora no me atrevo nunca a doblar la esquina.

Y luego que el tiempo se pasa volando Estoy feliz, pero bien, bien feliz. Los pajaritos, llegan hasta la misma ventana del comedor. Conmigo son muy valientes, los caballeros: yo no me muevo y ellos no se vuelan. Loa grandes dicen que todo lo hacen por el bien de uno, y mientras tanto no saben sino quitarle a uno los gustos que tiene. Como me odia… Porque se necesita tener odio para hacer lo que hace conmigo. Pero ella es muy bruta.

Lo que no me gusta es el ojo del pavo real. Parece de gente y da miedo. He sido un idiota, un animal. No, si no puede ser. Debe de haber sido cosa del diablo Pues menos que nunca, en ese caso. Y me acostaron y me hicieron la mar de remedios y me dieron un purgante. Pero no ha venido. Ya es mucho, es mucho. Eso es lo raro. Si ya es mucho sufrir. Si se muriera Don Carlos, dicen que piensa irse de viaje y llevarme.

Y es que ya no me doy cuenta de lo que hago. Me siento enfermo En lugar de estar contentos de que tenga buena conducta. Y esto no es lo peor. No se aflija. Parece que se va a desarrollar demasiarlo temprano.

Ah, y que si me pudieran sacar al campo, mejor, aunque perdiera el colegio. Estoy resuelto. Me lo llevo. Si a veces, de tanto sufrir, me pongo como insensible y me parece que me voy a quedar dormido en donde estoy. En fin, la voy a ver, siquiera. Vamos a ver Y debe ser verdad que estoy tan grave. Dicen que me he pasado toda la noche delirando, y debe de ser esto. Tengo un miedo Eso no se me borra. Muy bien hecho. Y tanto como la quieres Ni una palabra; sino: —Vaya.

Pobre,— y sin ganas. Entonces ya me dieron ganas de llorar a gritos. Ha dada cuenta del cacao.

DEEPAK CHOPRA MAHOMA PDF

Resumen El Niño Que Enloquecio de Amor

Este era un adolescente como cualquier otro que viva enamorado y obsesionado por una mujer mucho mayor que l, cuyo nombre era Anglica. Tena hermanos mayores, con los que no se llevaba muy bien, ninguno de ellos era como l: digamos que ms o menos tristn y poco juguetn. Su historia se basa principalmente en como el adolescente pierde la cabeza por una mujer, de mayor edad que l, muy linda, pero la cual lo ve como un adolescente, hijo de su mejor amiga su madre. Esto comienza as: Cada vez que Anglica coma o estaba en su casa, ya sea conversando con su madre u en otro asunto, l, tontamente perda el tiempo observndola.

CUENTO LA ZARPA DE JOSE EMILIO PACHECO PDF

El Niño que Enloqueció de Amor (Eduardo Barrios)

.

JOHN BLOFELD I CHING PDF

(7mo) “El niño que enloqueció de amor”

.

Related Articles