JULITO CABELLO PDF

De puro ociosos se nos ocurri6 escribir algo sobre el restaurante de la noche pasada. Porque me habrfa supongo, porque como dicen: "Guata llena, dicho "Hum", y yo hubiera quedado igual. Asi mismo. Algun otro diario con crftico de cocina que no fuera La Razon, para ver si mi papa era el unico que escribia asi de raro. Como para comparar.

Author:Telmaran Tygonos
Country:Puerto Rico
Language:English (Spanish)
Genre:Marketing
Published (Last):23 April 2009
Pages:401
PDF File Size:7.51 Mb
ePub File Size:20.86 Mb
ISBN:308-6-78882-205-5
Downloads:57884
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Taugar



De puro ociosos se nos ocurri6 escribir algo sobre el restaurante de la noche pasada. Porque me habrfa supongo, porque como dicen: "Guata llena, dicho "Hum", y yo hubiera quedado igual. Asi mismo. Algun otro diario con crftico de cocina que no fuera La Razon, para ver si mi papa era el unico que escribia asi de raro.

Como para comparar. Porque yo no estuve alIi, pero me imagino que ocurri6 igualito. Y pun to. Asi debe de haber sido el diario La Quinta el dia en que se nos ocurri6 mandar nuestra critica, que era en verdad suna carta para el senor director. El direc tor de ese diario se llama Ivan Gord, y su mayor preocupaci6n es llenar Estadios Nacionales. Raro, ino? Gord siempre esta pensando en cuantos Estadios Nacionales Henos de gente leen su diario.

Por ejemplo, cuando pone una noticia grande de futbol, cree que hay como tres estadios Henos leyendo su diario. Tam- bien cree que si pone la foto de una senorita en bikini, otras tres estadios Henos van a gritar de felicidad.

Y tambien van a com- prar mas diarios, que es la preocupaci6n numera uno del senor Gord. Su problema es otro, yes que Ie gusta comer. Por eso es gordo y piensa que alguien deberia escribir de comida en su estupendo diario. Pero como tampoco entiende 10 del coulis y la reducci6n, Ie cargan los criticos que hay en otras diarios.

Porque 10 del coulis no 10 entiende ni una banca semi vada del famoso estadio de los lectores. Ivan Gord estaba pensando en eso, pre- cisamente yen una hamburguesa con que- so , cuando Heg6 a su oficina el flaco Espi- noza, su ayudante.

Y 10que trafa Espinoza en sus manos era, nada mas ni nada menos, que la carta escrita por el senor Artichoke. Y ese era yo. Primero con una ligera fe- licidad y despues con una franca emoci6n, par la genialidad de lo que estaba leyendo es mi cuento, ZOK?

Al final mir6 a Es- pinoza y Ie dio un abrazo. No llenara muchos estadios, pew me imagino un solo Estadio Nacionallleno de gardos como yo, felices leyendo esto: una crftica de restauranteque por fin se entiende. Entoncesel senor Gord llamo a uno de sus. Y muy destacado. Gord suspiro de felicidad despues de dar esta orden. Para el que leyo La Quinta de ese pensando en que ibamos a hacer. Comenzar a ordenar sus libros y Heno y contento. Deben de ser como 15 kilos de papel. Lo primero que hace es leer su critic a y, aunque sabe perfectamente que dice, la lee como dos veces.

Aunque 10 peor es que, cuando termina, siempre dice la misma palabra: "Perfecto". Nadie puede. Despues lee el resto, pero la critic a que mas Ie importa es la de su "competeneia", Berta Berloni en Las Primer as Notieias. La lee, se queda callado y eierra el diario. Pero esa manana alga cambi6 su rutina.

Crae, el tocino. Toe, 1amosca. Mi papa estaba palido y tenia 10s ojos Papa en crisis muy abiertos. Leia una y otra vez 10 que estaba en 1apagina Como tres minutos despues 10vimos en el reloj de 1acocina , nos miro.

Entonces abrio 1a boca y se quedo asi dos minutos mas. Se paro y comenzo a lavar los platos. Pero supo parar justa a tiempo. Porque corria corriamos un riesgo de -ZSi? Podria haber sido cua1quiera. Hasta e1de AUi estaba nuestra critica, 0 mas bien 1a las pizzas con a1guna promocion con palos critica de Beltran Artichoke, que es como de ajo y extra queso. Y no estoy de acuerdo-dijo un ratito despues. Pero tando sospechas. Era el jefe de mi papa. Cuando mi papa colgo, yo tenfa mas 0 56 menos clara la idea.

Pero el me la dej6 mas clarita de inmediato. Pero las cosas tomaron un curso muy raro. Cuando llegamos a la pieza con el Aaron, y antes de hablar cualquier cosa, tenfamos un mail del diario La Quinta ya tenfamos una casilla artichoke superduperextramail. La cantidad, y esto es una verdad muy verdadera, era como m:imesada ,de un ano. Casi de dos anos. La verdad: nada del otro mundo. Nadie va todos 10s dfas a un restaurante porque, y vue1vo a decirlo, es caro. Por eso el Chez ]ordi no es para ir todos 10s dfas.

Y, siendo muy honesto 10 que no quiere decir que haya estado mintiendo todo este rato , es como para no ir ningun dfa. Si me preguntaran, lquieres ir ai pues que fui yo, se acaba. Y si Ie Discovery Channel. Segundo, los mozos te ponen un bozai al cocinero, para que no atienden como si te estuvieran haciendo ande repartiendo saliva por los platos".

Y tercero, y este es un gran Sencillo y directo. AI grano, lno Iesparece? Ni mi profesora de castellano podrfa traducir 10 que venden allf a un lenguaje terrfcola.

Por ejemplo, yo, no entiendo 10 que es una suprema rellena de frutos del bosque, acompanada de hojas verdes saltadas al wok al estilo thai. Esta es la primera parte. No, pues. Basta con buscar el Chez Jordi en internet, y listo.

No se a quien, porque, ademas de raros, los platos vienen con Vacaciones demoniac as Ya era lunes y mi mama mandaba todo tipo de mails desde Estados Unidos. Con mi papa lefamos estos mensajes, pero el estaba en otro mundo.

Y eso quiere decir muy, pero muy raro. Mi papa se daba vueltas por toda la casa. Creo que conoci6 unos rincones que jamas habfa sabido que existfan.

Cad a vez que sonaba el telefono, el solo respondfa: "Sf, 10que debe hacer: Ser el papa, vaya. Y despues de cortar el telefono Ie saHa un carraspeo, bie"ncorto y desganado. Preocupado como estaba, mi papa se puso a leer todo tipo de libros para encon- trar frases ingeniosas. Salio de 1acasa y vo1- vio con una enciclopedia de sinonimos y antonimos tamafio gigante.

Comenzo a ha- blar solo, diciendo frases como "Lo que no nos mata nos forta1ece" lquerra decir eso que si sobrevivimos a un restaurante malo quedamos como vacunados? Mi papa se movia como esas truchas del supermercado, que uno escoge de 1apecera para convertirlas en almuerzo. No es que 10 fueran a elegir, pero tenia 1a misma mirada de pescado, entre fria y amigab1e. Segun el Aaron, no habia ningun pro- "blema. Para el, mi papa fue siempre un mar- ciano disfrazado de humano.

Y ahara se estaba compartando como 10que siempre sospecho que era: un marciano a secas. En cambio, yo estaba preocupado, y mucho, Un relajo para pear Entonces se me ocurri6 una brillante idea.

Una idea para relajar a1 papa. Para el que no ha ido a un Superburger es como el casino de uil colegio, pero hecho con mas plata. Lo otro es que hay musica que siempre es musica rapida, como para que uno coma muy rapido y desocupe la mesa bien rapido tambien, para que pase el siguiente. Mi papa estaba muy tranquilo y yo pense que mi plan era un plan perfecto.

Pero de repente se empezo a poner nervioso y, de un minuto a otro, Ie baj6 la garrotera. Yo no entendfa nada de nada. Primero se quedo tieso y luego comenzo a bajar la cabeza como en camara lenta. Entonces Mi papa tenia verguenza de alguien. Y la unica persona adulta que estaba en la direcci6n en que miraba era una senora vieja y guatona. Porque andaba igual de agachada y tiesa que mi papa. La gran Berta Una vez en un canal de cable pensa, ran que veo mucha tele y tienen mucha razon: veo mucha tele dieron un programa de la Gran Berta.

En el inicio fue la Primera Guerra Mun, dial tengan paciencia, ya viene Berta. En esa guerra todos estaban en trincheras, y, cuando el jefe tocaba un pita, tados salfan de las trincheras gritando, les disparaban y se morfan en la trinchera de mas adelante.

DESCARGAR LA NUEVA REVOLUCION DIETETICA DEL DR.ATKINS PDF

Las Descabelladas Aventuras de Julito Cabello

Capitulo 3: Las coasa que odian de la playa cada integrante de la familia. Capitulo 4: Viaje a la playa. Capitulo 6: Compra de pescado. Capitulo 7: El papa de Julito se encuentra con amigos de la antiguedad. Capitulo 8: Julito empieza a describir a los amigos del papa. Capitulo 9: La hora de dormir. Capitulo Los amigos de Julio papa se comieron todo.

GHANTASALA BHAGAVAD GITA LYRICS IN TELUGU PDF

Las descabelladas aventuras de Julito Cabello

.

Related Articles